martes, 12 de mayo de 2015

A MI CUÑADO ALEJANDRO

Hoy la terrible enfermedad ELA, después de tres años de deterioro imparable, ha acabado con la vida de mi cuñado Alejandro.
52 años. Todo un ejemplo de alegría, de tranquilidad, de inteligencia, de cariño. No conozco a nadie que hablara mal de él. Una familia a los que adoraba. Una mujer que ha compartido cada minuto de estos años tan terribles. Unos hijos que tenían bien claro quien era su líder. Que lo amaban y que han estado cada minuto preocupados por él. Unas hermanas que se sentían impotentes ante los estragos de la tragedia. Y unos padres, muy mayores ya, que sufren muy profundo como se les escapa de entre los dedos su único hijo varón.
Hoy es un día muy triste para esta familia, el más triste de todos.
Quiero estrechar mi dolor con el suyo, porque todos lo queríamos profundamente.
La misa se celebrará mañana miércoles a las 18 horas en la Iglesia de Coreses.
Pasado mañana se esparcirán sus cenizas por el Canal de Toro por el que tanto trabajó.
DEP

1 comentario:

  1. Lo lamento mucho. Os acompaño en el dolor. Un fuerte abrazo para ti y muy especial para Flor. Pepe Velasco.

    ResponderEliminar