martes, 17 de diciembre de 2013

UNA BUENA NOTICIA

Hace unos meses se nos ofreció la posibilidad de incluirnos en una zona denominada "RESERVA DE LA BIOSFERA TRANSFRONTERIZA MESETA IBÉRICA". Esto que en un principio suena bien aunque largo, no es nuevo, lleva gestándose varios meses.

Se trata de generar un espacio físico que será la Reserva más grande  de Europa, 1.504.915 Has, en un total de 115 municipios y que comprende cuatro Parques Naturales dentro de su territorio:
- Parque Natural Montesinho, en Portugal
- Parque Natural del Lago de Sanabria y alrededores 
- Parque Natural do Douro Internacional y
- Parque Natural de los Arribes del Duero.
Además de otras zonas de gran valor como Las Lagunas de Villafáfila, el Tejedelo, Riberas del Río Tera y afluentes, ribera del río Tuela y afluentes...

Las Reservas de la Biosfera procuran integrar tres funciones principales: Conservación de los recursos naturales y culturales; desarrollo económico; y apoyo logístico.

No suponen ninguna reglamentación prohibitiva de nada, ni tampoco intervencionista (como ocurre con los Parques Naturales), son una marca de calidad, un marchamo de distinción, un honor ser distinguidos con esa denominación.

Trefacio al estar incluido en el Parque Natural Lago de Sanabria y alrededores, hemos firmado esta adhesión y hoy he asistido a la reunión que, en teoría, pone en marcha el mecanismo.

El procedimiento es que se va a dar a conocer a las distintas comarcas, se establecerá por el Estado, y se elevará la petición a la UNESCO (Organización de la Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura a través del Programa MaB "Hombre y Biosfera". Existen 610 Reservas en todo el mundo, en España 42.
Se pretende presentar la candidatura antes del verano próximo.

Para llevar adelante el proyecto se ha constituido ZASNET que es una agrupación europea de cooperación territorial formada por instituciones portuguesas y españolas (Diputación de Zamora, Ayuntamiento de Zamora, Diputación de Salamanca, Asociación de Municipios de Terra Fría... y otras portuguesas)

Pertenecer a una Reserva de la Biosfera no tiene ninguna desventaja, sólo ventajas:

Son espacios reconocidos internacionalmente, es una marca a nivel mundial, de calidad, de diferenciación; no hay leyes que impongan restricciones o limitaciones a nada (sólo las que los espacios naturales ya tengan como tales) pero no añaden ninguna otra. No hay limitaciones a los usos y actividades económicas, industriales y de las personas. Y no suponen ningún coste para los municipios incluidos.
Las ventajas son todas: aumentar la notoriedad; apoyar una política de comunicación entre los espacios; innovar la creación de empleo y capacitación profesional; fomentar políticas conjuntas en materia de desarrollo rural; apoyar proyectos de valoración turística; promover cooperación técnica y científica en las áreas de patrimonio natural ...

Así pues si la candidatura es aceptada, y parece ser tenemos todas las posibilidades, en breve nuestros pueblos podrán presumir de ser una Reserva de la Biosfera.

Es una buena noticia.  ¡Tenemos un paraíso!.










No hay comentarios:

Publicar un comentario