sábado, 14 de diciembre de 2013

DEFENDAMOS EL FUTURO



Estamos viviendo una época muy especial. Los que ya tenemos dos generaciones pidiéndonos paso hemos vivido una etapa de evolución positiva y ahora un retroceso que nos tiene que hacer reflexionar, más allá de las ideas personales de cada uno. Todas respetables, aun cuando no las compartamos.

He utilizado este blog como vehículo de información y participación con muchas personas, en general todas pertenecientes al entorno de nuestro Ayuntamiento. La realidad actual nos obliga a levantar un poco la vista y ver un poco más allá, al menos a nuestro alrededor sanabrés.

El día 11 de este mes de diciembre apareció en La Opinión de Zamora la siguiente noticia

La provincia tendrá, en el 2023, menos jóvenes y más jubilados que ninguna otra

Siete de cada diez zamoranos estará en situación de dependencia en una década, un panorama con «graves implicaciones políticas y económicas»

Os dejo el enlace para que podáis leerla ampliamente.


Podríamos decir que el contenido del artículo refleja la agonía de nuestra provincia y mucho más de nuestros pueblos, si alguien no lo remedia.

Es decir, no hay ninguna duda que aquella frase política de hace unos años de "asentamiento de población" que a todos los dirigentes provinciales y autonómicos nadie les quitaba de la boca es un auténtico fracaso.

Creo que no hace falta redundar en las múltiples informaciones habidas en todos los medios nacionales referentes a la situación de nuestro querido Lago de Sanabria. Informaciones que aunque fueran inexactas son alarmantes y que, desde luego, ponen en evidencia una realidad que se da en todos los ríos de nuestra comarca y si no que vean el río Trefacio en san Ciprián y en Trefacio o el Tera por debajo de La Chopera en el mes de Agosto, no hacen falta más pruebas. No caben desmentidos...

Pues bien, la gota que colma el vaso y que me trae hoy aquí, son  dos documentos que hemos recibido el viernes en el Ayuntamiento.

Nos piden informe a los Ayuntamientos sobre "la conveniencia, necesidad y oportunidad" de las demarcaciones de las plazas de Notaría y Registro de la Propiedad.

Lo que nos están diciendo es que como no tienen mucha actividad, la idea es suprimirlos.

Ojo, que es muy grave.

 Esto puede contribuir  a dar la puntilla de forma fulminante a lo que comentaba en los primeros párrafos: el abandono de la poca gente que queda en los pueblos. Sí, porque para hacer un trámite, para escriturar una casa o una finca tendríamos que desplazarnos a no sabemos donde que les fuera rentable (tal vez a Benavente o no se donde). ¡Lo que nos faltaba!
¿Cuál sería el efecto lógico?, los vecinos pondrán menos interés en legalizar sus bienes, no se registrarán tantos, sus hijos verán con mayor desidia lo que sus padres les testen... la pescadilla que se muerde la cola.

Justamente lo contrario de lo que necesitamos en todos los pueblos dadas las pésimas condiciones en las  que tenemos nuestros bienes. Lo que se necesita es un trabajo serio, intensivo, que ayude a todos a legalizar sus propiedades de forma ágil y económica sin eternos trámites burocráticos que desaniman a cualquiera a realizarlos. Necesitamos que el Catastro, los Notarios y el Registro de la Propiedad vengan a los pueblos y solucionen de una vez por todas el follón de propiedades, y no que además de poner diez mil pegas, se vayan de nuestro entorno.

En lugar de contar el número de documentos que se gestionan por año ¿por qué no ponen remedio al desastre que existe?. En una ciudad donde todo está perfectamente catastrado y registrado solo se necesitan apuntar las nuevas propiedades y las compraventas. En nuestros pueblos hay que empezar de cero, hay que inmatricular la mayoría de fincas y eso no se soluciona quitándonos servicios, sino acercándolos.

Por otro lado, fiscalmente a la Administración le interesa que esos bienes estén debidamente registrados y que paguen sus impuestos y que paguen todos, no solo unos cuantos.

De paso comentaros que las subidas que se producen en el IBI tanto de fincas rústicas como urbanas, no están motivadas en absoluto por el Ayuntamiento que tenemos el mínimo permitido, sino por las revisiones que nos está haciendo el Ministerio de Hacienda y que no van a parar hasta dentro de ocho años.  

No hace falta que os diga cual va a ser nuestro "informe", queda claro aquí. Y espero que el resto de Ayuntamientos tengan la misma actitud, por el bien de Sanabria.




























1 comentario:

  1. Lo que hay que hacer es liberalizar aún más los notarios y los registradores, que han estado cobrando unas cantidades abusivas por muchos de sus servicios. Al día de hoy se ha liberalizado muchas profesiones,pero parece ser que estos son intocables. ¿Por qué será? Tralarí, tralará....

    ResponderEliminar