martes, 17 de abril de 2012

UN BUEN DÍA



Después de tantos sinsabores, de tantas lamentaciones por las experiencias vividas, hoy es un día feliz.
Es una alegría poder anunciaros que hoy hemos empezado a pagar nuestra deuda. No es que nademos en la abundancia, en absoluto, pero al menos, podemos decir que hemos tocado fondo, creo yo, y que empezamos a mirar con más optimismo al futuro.
Nuestra promesa era que los primeros que iban a cobrar son los trabajadores del Ayuntamiento y, aunque sólo sea parcialmente, un pago a cuenta a cada uno, hemos empezado a pagarles. Y como también queremos transparencia, os cuento:
A Inés que sabéis se le debe una cantidad importante (sin concretar todavía) le hemos ingresado 4000€.
A Ángel Duarte que se le debían unos 11.000€ le hemos pagado 3.000€
A Manuel Ángel que se le debían unos 6.500€ le ingresamos otros 3.000€
Y a Amador que si recordáis hicimos un acuerdo con él, se le debían unos 7.600€, (condonó la mitad cuando se le hizo el contrato de alquiler para pagar gastos de años anteriores), se le debían unos 3.800€, le hemos cobrado la luz que están consumiendo y los alquileres y se le ha pagado la mitad de la deuda menos estos gastos, unos 1.050€.
Esperamos que en el verano podamos pagar otra parte.
No es mucho, pero lo realmente importante es que parece que el ciclo empieza a cambiar, que no se genera ni un céntimo de deuda a pesar de no recibir nada de ayuda, y que empezamos a quitarnos algún problema. Estamos de lleno con las facturas de proveedores en el Plan de Saneamiento, cuando esté claro os informaré.
Y aprovecho para contaros también que el pasado sábado se ha casado Susana, hija de Encarnita y Pepe (del Barrio Seco) y que fue muy interesante ya que su marido es británico y Trefacio tenía un aspecto muy internacional. Lo importante: desearles que sean muy felices.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena, Jesús, yo sé que conseguirás pagar a todo el mundo eres un buen gestor y un buen tipo.
    Un abrazo
    Toñi

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me parece fatal, pagar a gente que metió al Ayto., en la ruina no me parece ni medio bien, es màs me da que pensar cosas raras.
    Por cierto, más vale que se preocupe de las necesidades de los pueblos, los cuales han pagado sus impuestos religiosamente y no de los sinvergüenzas, a no ser que se este volviendo como ellos.

    ResponderEliminar