lunes, 23 de agosto de 2010

LOS NIETOS



LOS NIETOS

Una vez más el silencio habla profundamente. El vacío, la ausencia, se transforman en triste soledad.
Han estado con nosotros apenas una semana.
La casa estaba llena, viva. Sus vocecitas a veces llamando, otras riendo, tal vez llorando o hasta cantando, sonaban a música celestial… y sus carreras y sus constantes ruidos para cualquier cosa, parecían chorros de sangre corriendo por nuestras venas.
Hay escenas que se clavan en nuestras mentes y perduran para siempre. Son esas que se van recordando constantemente, y en este caso nos hacen inmensamente felices. Quiero compartir con las personas más próximas dos imágenes que creo hablan por sí solas:



Son esos momentos mágicos, únicos, que nos transforman, los momentos de compartir la felicidad de los niños. Su primer pez. La emoción del momento. El grito de alegría. Nunca lo olvidaremos, ni él, ni yo.
Fue maravilloso.

La otra foto en el mini huerto, recolectando los guisantes.




Echando una mano… bueno, no tengo palabras.

Han sido unos de los momentos más felices de nuestras vidas, seguro.

3 comentarios:

  1. Gracias " abu". Para nosotros han sido unos días llenos de ternura, cariño y experiencias nuevas. Seguro que los multiplicaremos por muchos más. Ahora toca rumiar cada instante para que no se nos olvide, sobre todo, que allá donde se nos quiere es donde mejor se está.
    Muchos besitos, os queremos!

    ResponderEliminar
  2. ...y la cara de sorpresa al abrir la vaina y encontrar las "bolitas", y la novedad de todo, incluso de lo ya vivido...
    te disculpo ahora por el silencio de estos días, en los que entraba por aquí, silenciosa (jejejeje, raro en mí! XD) y ná de ná... ¡tenías la mejor de las excusas: disfrutar de lo bueno!
    seguid así: siempre.
    Besos de la foránea.

    ResponderEliminar
  3. Gracias " abu". Para nosotros han sido unos días llenos de ternura, cariño y experiencias nuevas. Seguro que los multiplicaremos por muchos más. Ahora toca rumiar cada instante para que no se nos olvide, sobre todo, que allá donde se nos quiere es donde mejor se está.
    Muchos besitos, os queremos!

    ResponderEliminar