lunes, 19 de abril de 2010

¡¡¡SE VENDE!!!

¡¡¡AHORA LE TOCA A LA ESCUELA DE NIÑAS!!!


No podemos recrearnos en la nostalgia tierna que intentaba unir sentimientos. La cruda realidad, la diaria, nos hace poner los pies en el presente, una vez más.
Todos recordaréis las movidas que hubo hace un año con el intento que tuvo el Sr. Alcalde de vender la parcela que los promotores de Nuevo Trefacio tenían que ceder al Ayuntamiento, que no habían cedido, que no estaba a nombre del Ayuntamiento y que … bueno aquel lío que al final conseguimos abortar.

Pues hoy, 20 de Abril de 2010, volvemos a tener trabajo.
Hace unos días nos informamos que al Sr. Alcalde (y a los dos concejales que le apoyan, me imagino), se les ha ocurrido que para apagar el fuego que tiene entre manos en el Ayuntamiento, quiere vender el edificio de la antigua escuela de niñas, donde estaba antes la farmacia.
El asunto tiene mucha miga. Os recuerdo. Sobre la vivienda hubo una solicitud de alquiler, primero de Antonio y Pilar (la hija de Ricardo), después otro intento de alquiler que ya he comentado y por último por Pepe Cavero (el solador) y Conchi. A éste le dijo que no se la alquilaba porque el tejado estaba mal, él propuso arreglarlo y que se le descontara, pero no se le aceptó la propuesta. Luego vino el Plan E y dijo de arreglar el tejado de la escuela, pero no decía de cuál, lo lógico es que fuera ésta y luego alquilarla y sacar ingresos para el Ayuntamiento. Pero no, se “arregló” (ya veréis que tejado tipo pagoda) la otra escuela, y ¿por qué? Pues ya estaría pensando en vender esta. Y el que la compre que la arregle.
Hace unos días hemos visto a un técnico del Servicio de Asistencia a Municipios de la Diputación de Zamora que parece ser se le ha encomendado hacer una valoración del edificio.
Como siempre, a la oposición ni agua; no nos ha dicho nada oficialmente, todo lo que hemos podido captar por ahí. Y lo que hemos venido observando es que a más de uno ya le ha dicho que cuando se venda la escuela le paga.
Este edificio estaba cedido al Ministerio de Educación, para alquilarlo o venderlo lo primero que tiene que conseguir es la recuperación de la propiedad, que no se si ya tiene.
Lo segundo lo establece el Reglamento de Bienes de la Entidades Locales (Real Decreto 1372/1986 de 13 de Junio) en su artículo 114 :”En cualquier supuesto las enajenaciones de bienes que excedan del 10% de los recurso ordinarios del presupuesto deberán ser acordadas con el voto favorable de la mayoría absoluta del número legal de miembros de la Corporación” El último presupuesto que tenemos, prorrogado, es el de 2005 y fue de 292.555,73€. Y mayoría absoluta tienen.
El artículo 80 del Texto Refundido de Régimen Local (Real Decreto Legislativo 781/1986 de 18 e Abril) dice que “Las enajenaciones de bienes patrimoniales habrán de realizarse por subasta pública…”

Es decir, que si como parece quiere venderla, su valor sería más de 29.255€, tendría que ir a Pleno y que lo votaran los tres, y luego salir a subasta.
Yo os planteo YA que si hace la propuesta de venderla juntarnos en la puerta del Ayuntamiento, el día que lo lleve a Pleno, todo el pueblo, aunque haya que cancelar lo que sea, venir de donde sea, pero no vamos a permitirle que venda nada del pueblo.
Lleva casi 30 años de Alcalde, no le puede echar la culpa a nadie, él es el responsable de todo lo que está ocurriendo y de lo que ocurrirá. Lo que tiene que hacer es gestionar, trabajar.
No sé el sentimiento que tendrán todas las mujeres que de niñas pasaron por ese edificio, pero me imagino que les cabrearía mucho ver que se vendiera porque estos tres individuos han sido unos incompetentes.
No podemos permitírselo. Nosotros lucharemos para impedirlo, pero necesitaremos el apoyo de todos.

martes, 13 de abril de 2010

AQUELLOS AÑOS ...

PRIMAVERA EN EL PARAISO


Ha tardado en llegar, ha sido deseada, pero ¡ya está aquí! Por fin. Desde el lunes día 5, justamente cuando llegué a Trefacio, hemos pasado unos de esos días en los que apetece beberte el sol, no desperdiciar ni un instante de cada día. Las primeras flores, y las noches estrelladas: el paraíso… de verdad, ¡que maravilla!.

En el buzón de mi casa me esperaba una carta. Anónima. No quiso identificarse, aunque el matasellos la delató. Una carta sencilla, sincera, bonita, muy bonita y cargada de recuerdos y cariño. Gracias, muchas gracias.

En el recuerdo una conversación de bar, de hace unos pocos días, con otro amigo. Me contaba anécdotas de su juventud en el pueblo. Se le veía la alegría en el brillo de sus ojos mientras iba deslizando las trastadas que le hicieron feliz.

En ambos casos, con una carta o con una charla, tan bonitas, he visto surgir un cariño muy especial, el cariño a las raíces, al origen, a los primeros años de vida, a las cosas y a las gentes de nuestro pueblo.

Todos hemos vivido esos momentos inolvidables de aquellos años, que se han quedado grabados en nuestras mentes y nuestras retinas pues parece que los seguimos viviendo: cuando se iba a peras o a treixas, o a la fiesta de no se dónde, o en la escuela, o en las salidas con el maestro, o a buscar nidos, o con “la vela”, o a la sierra, o a la hierba, o a bañarse, o de pesca, o el partido contra cualquiera, o el baile, o las peleas, o los juegos, o cuando dijimos adiós y nos fuimos…

Creo que sería muy bonito, ilustrativo, formativo y gratificante que pudiéramos contar aquí esas pequeñas anécdotas que más nos han hecho sentir aquellos momentos mágicos. O aquellas otras que los mayores nos contaron y que contaban como verdaderas hazañas de sus vidas. O simplemente, hablar de aquellas personas, o incluso de animales, que marcaron una sensación inolvidable o que nos impresionaron tanto que hoy los seguimos recordando.

Es todo un reto. Y los que no tuvisteis la suerte de vivir en Trefacio o cualquier pueblo del entorno y estáis ligados sentimentalmente a él, encontraréis un motivo más para conocerlo y quererlo más, seguro.

No se trata de competir ni de ver quien escribe mejor. Todos podemos hacerlo como mejor nos parezca, con y sin faltas. Y por supuesto, siempre cabe la posibilidad del anonimato.

Ánimo, haz tu comentario.